Personalmente

Me llamo Javier Vidal-Quadras Trías de Bes. Procuro escribir los dos apellidos, a pesar de ser muy largos, porque me gusta sentirme muy de mi padre y muy de mi madre.

Nací en 1961, en el mes de octubre. 18 años más tarde, en el año 1979, decidí que iba a amar siempre a Loles, y ella hizo lo mismo conmigo. En 1984 nos casamos (aunque yo quería hacerlo antes) porque queríamos decirlo en voz muy alta y que todo el mundo lo supiera.

Durante los cinco primeros años de matrimonio pensábamos que nunca podríamos tener hijos y, a partir del quinto año, llegamos a pensar que nunca dejaríamos de tenerlos. Así, uno a uno, como han de ser pensadas y tratadas las personas, fueron llegando Miriam, Javi, Álvaro, Alejandra, Beatriz, Belén y Pablo.

A  los 18 años me dio por estudiar Derecho. Me hice abogado y llevo ya muchos años ejerciendo esta bella profesión que, si se enfoca bien, consiste, básicamente, en ayudar a los demás. Lo hago en el despacho Amat & Vidal-Quadras, del que soy socio cofundador, junto con mi gran amigo, Xavier Amat.

Doy clases de derecho en la Universidad Abat Oliba, y en la Universitat Internacional de Catalunya.

Un buen día, Loles me arrastró a un curso de family enrichment (antes, orientación familiar), a ver si aprendía algo sobre educación de hijos y, a partir de entonces, he dedicado a la familia, la mía y las de los demás, buena parte de mi tiempo, tanto a nivel de pensamiento como de acción.

Estoy vinculado de una manera u otra a las siguientes instituciones dedicadas a la familia: International Federation for Family Development (IFFD),  Asociación Fert, Fundación The Family Watch e Instituto de Estudios Superiores de la Familia, de la Universitat Internacional de Catalunya (IESF).

Me gusta escribir y lo hago habitualmente en distintos medios. Mis temas son la familia y el amor (el de verdad, no el cursi). También he escrito varios libros, tanto de ficción como de pensamiento (divulgación), siempre alrededor de esas temáticas.

Y creo que con esto ya es bastante, y hasta demasiado. Gracias por leerlo.